viernes, 28 de mayo de 2010

UNA NOCHE MAGICA CON PAUL MCCARTNEY: SHINE A LIGHT MEXICO!


Por: Asael Grande

Ante más de 60 mil personas, Paul McCartney encendió los ánimos de los seguidores de la música de los Beatles, quienes se dieron cita durante el primero de las dos memorables noches, jueves 27 de mayo en un Foro Sol que se cimbró con los éxitos del cuarteto de Liverpool, los Wings y Sir Paul McCartney.

Vestidos como el Sargento Pimienta, portando playeras con el nombre de la Gira de McCartney, “Up And Coming Tour” o con la cara pintada con los rostros de John Paul, George y Ringo, miles de fans hicieron fila desde temprana hora para presenciar el primer concierto de Paul McCartney a ocho años de aquel noviembre de 2002 en que viniera a México por segunda ocasión.

Su espectacular show comenzó a las 9:17 pm, cuando Paul ingresó al escenario. Los gritos y aplausos no se hicieron esperar en el recinto totalmente lleno. Las luces del estadio se apagaron y comenzó la inolvidable noche con la canción “Venus and Mars/Rockshow” del disco homónimo publicado en 1975, para seguir con “Jet” de uno de los mejores discos de McCartney con The Wings, Band on the Run, de 1973, mientras en la enorme pantalla central se proyectaban imágenes de la sesión des estudio de dicho álbum. El siguiente tema que tocó Paul fue “All My Loving” del disco With The Beatles (22 de nov, 1963), mientras aparecían imágenes del cuarteto británico en el fondo de las dos gigantescas pantallas laterales que hicieron recordar el fenómeno de la beatlemanía.

Siguió el tema “Letting go”, que dio paso al clásico “Got To Get You Into My Life” que estuvo acompañada con imágenes del videojuego Rockband Beatles. “Hola, México!” dijo Paul en español, “estamos contentos de estar aquí de nuevo” mientras observaba cuidadosamente al público eufórico que llevaban pancartas con expresiones de afecto en una noche histórica para todos los presentes en el recinto de la Magdalena Mixhuca.

Después de interpretar “Highway” del álbum Electric Arguments, se escucharon temas de la época de The Wings como “Let Me Roll It”/”Foxy Lady” ( tema de Hendrix), The Long And Winding Road (‘Let it Be’, Beatles),”y Nineteen Hundred And Eighty Five”, que McCartney no había tocado desde la gira “Wings Over America” en la década de los setenta.

En un estadio a su máxima capacidad, sonaron los acordes de “Let'Em In”, y “My Love”, canción de amor que Paul McCartney dedicó a su fallecida esposa, Linda McCartney, en el año de 1973 incluida en su disco Red Rose Speedway.

Después del tema dedicado a su esposa Linda McCartney, y sorprendido por las luces de los encendedores llevadas al unísono, Paul McCartney improviso un tema sensacional cuyo coro decía: “Shine a light Mexico!”.

La parte acústica llegó con las canciones “I'm Looking Through You”, “Two Of Us” y” Blackbird”. Después siguió “Here Today”, ésta última, dedicada a John Lennon y que Paul McCartney grabara para su álbum Tug of War, de 1982.

Un público entregado, conocedores de la música de los Fab Four y Paul McCartney, cantaron “Dance Tonight”, “Mrs. Vanderbilt”, “Eleanor Rigby”y “Something”, mientras se veían imágenes de su amigo el ex beatle George Harrison. Le siguieron “Sing The Changes”, “Band On The Run”, para continuar con la dupla “Ob-La-Di, Ob-La-Da”y “Back In The USSR”, que el público entonó animadamente, ambas del disco ‘The Beatles’, mejor conocido como El Álbum Blanco, publicado en 1968.

Siguieron más canciones de los Beatles como “I've Got A Feeling” y “Paperback Writer”, que dieron paso al coro del público y la señal de Amor y Paz con “A Day in The Life/Give Peace A Chance”y “Let It Be”, pero uno de los momentos cumbres de la noche fue la apoteósica “Live And Let Die”, que hizo vibrar el Foro Sol con luces, pirotecnia y explosiones que encendieron los ánimos de los fans. Y no podía faltar “Hey Jude, (Encore 1)”, en la que McCartney hizo participar al público que demostró el cariño que México le tiene al ex Beatle.

La velada siguió con las canciones “Day Tripper”, “Lady Madonna”, “Get Back, (Encore 2)”, y la clásica “Yesterday”, que Paul McCartney tocó con su guitarra acústica como aquel 1 de agosto de 1965 en el Teatro ABC de Blackpool con los Beatles.

Para cerrar la emocionante noche, se escucharon los temas “Helter Skelter” y “Sgt Pepper/The End”, que hicieron del concierto un momento especial, en la que McCartney demostró porque es considerado un genio de la música y que no ha perdido su sencillez, su sensibilidad y energía, pero sobre todo, que sigue en el gusto de varias generaciones de beatlemanos. “Muchas gracias, México!” fueron sus palabras de despedida, al retirase del escenario. La gira Up And Coming Tour continua el viaje por Dublin, el Festival de la Isla de Wight, y Londres, Inglaterra, la cuna del grupo más famoso de todos los tiempos, The Beatles.


Reseña escrita el 28 de mayo a las 1:30 am

No hay comentarios: