martes, 25 de enero de 2011

Trilogía Méxicana temporada. Febrero 2011 TEATRO JUAN RUIZ DE ALARCÓN

Trilogía Méxicana
Temporada. Febrero 2011.
Miercoles 2, 9, 16 y 23

TEATRO “JUAN RUIZ DE ALARCÓN”
Centro Cultural Universitario

Entrada libre
Permanencia voluntaria

5 pm Nezahualcóyotl / ecuación escénica de memoria y tiempos, 2007.
7 pm Moctezuma II / La guerra sucia, 2009.
8.30 pm Malinche / Malinches, 2010

De: Juliana Faesler en colaboración con la compañía.
Compañía La Máquina de Teatro
Elenco: Clarissa Malheiros, Diana Fidelia, Roldán Ramírez, Natyeli Flores, Horacio González García Rojas

“La Trilogía Mexicana” es un espacio de intercambio de realidades históricas y ficciones culturales, entre el universo “pretérito” y el “presente”. Es la historia revivida y reinventada, no desde el luto solemne que paraliza, o del sueño mitificador que concibe un pasado casi idílico. Más bien pretende explorar la compleja red de texturas emocionales y sensoriales que aparecen en la vida cotidiana de los mexicanos, cuando nos encontramos frente a la piedra o la pirámide, a la bandera o la palabra en náhuatl, o simplemente frente a esta gran urbe llamada México, que sabemos, descansa sobre otra gran metrópolis: Tenochtitlan, aquella que nos sostiene al caminar.

Cada espectáculo propone acercarse a Nezahualcóyotl, Moctezuma y La Malinche, que son los tres, fantasma, presencia, realidad y símbolo, sin un afán frío de revisionismo histórico sino como una forma liberadora de reconocimiento.

Los tres proyectos tienen como punto de partida el reconstruir la historia a partir del reciclaje, la
reconstrucción de los hechos y las líneas fundacionales de nuestra identidad. Reciclar nuestra propia mirada sobre nosotros mismos, la mirada de los otros. Reconstruir los supuestos, el hubiera, el ¿cómo fue?. Reciclar lo que se sabe o lo que se supone, lo que como pueblo queremos creer. Dar vueltas en círculo. Hacerse todas las preguntas posibles.

El proyecto también supone el retomar y repensar a nuestros héroes mesoamericanos, sentirlos,
sabernos sus hijos, aceptarlos como nuestros antepasados. Volver a ellos es como volver a la casa de la primera infancia, ese lugar donde nos sentimos seguros y que a la vez nos despierta un velado desconcierto por lo perdido, por el enigma de su presencia que necesita tal vez, tal vez no, una nueva interpretación para des-hacernos-hacernos nuevamente de ellos. El proyecto también supone el desequilibrar una historia tan conocida y borrosa a la vez, una historia mil veces contada para así ponernos íntimamente en movimiento, con nuestros cuerpos, nuestra voz, nuestro sentir, con nuestra historia.

No hay comentarios: