martes, 11 de diciembre de 2012

EL PALACIO DE LOS DEPORTES SE RINDE ANTE EL JEFE BRUCE SPRINGSTEEN


Por: Asael Grande

El Jefe del rock, el guitarrista, compositor Bruce Springsteen deleitó a sus fans mexicanos en esta su primera visita a nuestro país. El cantante estadounidense hizo cantar, junto a su E Street Band, a los asistentes al Domo de Cobre con su música rock, sus letras poéticas, su folk, soul  y su llamado heartland rock.

En punto de las nueve de la noche con veinte minutos, las luces del Palacio de los Deportes se apagaron para ver salir al escenario al rockero más esperado en México en los últimos años, el Jefe Bruce Springsteen, quien enfundado con su guitarra y vestido de mezclilla, corbata y chaleco negros, mostró su particular sonido y su profesionalidad en el escenario junto a su E Street Band (formada en octubre de 1972): Bruce Springsteen (voz, guitarra, armónica y piano), Garry Tallent (bajo y tuba), Max Weinberg (batería y percusión), Roy Bittan (piano, sintetizador y acordeón), Steven Van Zandt (guitarra principal, mandolina y coros), Nils Lofgren (guitarra, pedal steel, acordeón y coros), Patti Scialfa (guitarra acústica, percusión y coros), Soozie Tyrell (violín, guitarra acústica, percusión y coros)y Charles Giordano (órgano y acordeón), quienes sorprendieron por tres horas continuas a los presentes con su música que fue recibida con aplausos por parte del público.


La noche comenzó con la canción “Badlands” del disco Darkness on the Edge of Town de 1978, canción que marcó el inició de la E Street Band, y que fue recibida con una enorme ovación. Le siguieron temas como “Out in the Street “, “Hungry Heart” del disco The River y “We Take Care of Our Own “, para que posteriormente el Jefe dijera algunas palabras en español para dar la bienvenida: “¿cómo están?, esta es la primera vez que estamos aquí en México!”, lo que provocó euforia en los fans.


Los fans que se encontraban de pie hasta adelante del escenario, pusieron pudieron tocar a su ídolo, a Bruce, quien nunca dejó de saludar, y estrechar las palmas de sus manos con sus seguidores, quienes a mitad del concierto lo elevaron a lo alto del público para hacerlo avanzar en la zona preferente donde se encontraba una pasarela por la que el Jefe interpretó muchos de sus temas.

La mágica noche continuó con “Out in the Street “, “Hungry Heart” del disco The River “We Take Care of Our Own “, “Wrecking Ball” del disco Wrecking Ball, “Death to My Hometown” y “My City of Ruins”, canciones que sonaron potentes, y muy rockeras. Una canción muy emotive de la noche fue “Spirit in the Night” del album Greetings from Asbury Park, N.J., en la que el Jefe Bruce invitó a los asistentes “guardar un minuto de silencio por nuestros espíritus, viajé miles de millas para estar aquí, y espero la respuesta a una pregunta: '¿Sienten mi espíritu, lo sienten ahora?”. Continuaron “The E Street Shuffle” y “The Promised Land” del disco Darkness on the Edge of Town, canción que Bruce canto a petición del publico, quien no dejó de recibir pancartas con mensajes y peticiones de canciones, como una pequeña niña que Bruce cargó para cantarle al oído. 


El momento de los clásicos llegó con “The River” del disco The River, “Because the Night”  (que Patti Smith covereó) y “She's the One” del disco Born to Run, además de “Darlington County” , “Shackled and Drawn” y “Waitin' on a Sunny Day” del disco The Rising, para dar paso a un homenaje al Sonido Tamla Motown y “al Soul de cantantes como Smokey Robinson y Wilson Pickett”, dijo Bruce, que dio entrada para el “Apollo Medley” . Previo al obligado encoré sonaron “The Rising” , “Land of Hope and Dreams”  y “Thunder Road” del disco Born to Run.

La noche finalizó a todo pulmón con  las cancions infaltables “Born in the U.S.A”  del disco homónimo, “Born to Run”, “Glory Days” y “Dancing in the Dark” del disco Born in the USA. Al finalizar el show en el cual quedó demostrado porqué Bruce tiene el apelativo de ‘El Jefe’, la navidad llegó con “Santa Claus Is Coming to Town” , un cover de J. Fred Coots & Haven Gillespie y  “Tenth Avenue Freeze-Out”.

La Bruce Springsteen and the E Street Band visitaron México como la última parada de su gira Wrecking Ball Tour. La ciudad de México fue el show número 72 de esta gira, que se ha presentado ante más de 2,350,000 personas. Con una carrera de 50 años y más de 120 millones de discos vendidos en el mundo, el Palacio de los Deportes se rindió ante el Jefe Bruce.

Foto: OCESA/ José Jorge Carreón

No hay comentarios: