viernes, 25 de enero de 2013

EXTRAORDINARIA ESCALA REALIZÓ RICARDO MONTANER EN EL AUDITORIO NACIONAL


Por: Sheila Rois

Anoche fue el arranque de la más reciente gira de Ricardo Montaner El viajero Frecuente y el Auditorio Nacional fue el lugar perfecto para emprender este magnífico viaje, en punto de las 20:30hrs se apagaron las luces del coloso de reforma para proyectar un documental que fuera grabado en Italia y Nueva York mientras el venezolano preparaba su más reciente placa homónima El Viajero Frecuente.

Y así todos dotados de lentes nos dio la bienvenida Montaner en un video en 3D para después salir elegantemente vestido de negro y cantar Voy a vivir la vida acompañado de 11 músicos y 2 coristas, todos en una ambientación que asemejaba una terminal aérea y como el mismo lo mencionó lo que también se ha convertido su hogar.

Siguió con Convénceme y A dónde va el amor, “Buenas noches, tenía muchas ganas de venir, yo soy un viajero frecuente por eso cuando realicé mi primer gira duró dos años y tres meses, al regresar a casa mis hijos ya no me conocían pero lo peor que mi esposa tampoco… la gente de Ocesa me dio mucha alegría que el 18 de abril vuelvo”.

Con un Auditorio a toda su capacidad continuo con El poder de tu amor y El castillo azul “¿Cómo están? A mí me gusta sentirme como en mi casa y los aeropuertos son como mi casa” y enseguida se escucharon los acordes de El viajero frecuente que le da título a su más reciente disco y a la gira para después interpretar Sólo con un beso que después de cantarla en su versión original le puso más ritmo y se empezó a escuchar al ritmo de merengue y para seguir con las baladas Será.

Ya con la gente totalmente entregada, invitó a varios asistentes a subir con él al escenario lo cual provocó gran alboroto por ser los elegidos que en su mayoría fueron mujeres y cuando se disponía continuar la gente que ocupaba los asientos del 1er y 2do piso empezó a corear “los de arriba, los de arriba” y se detuvo a responder la demanda del público y mandó a alguien de seguridad a elegir personas que también lo acompañaran, ya con la sala de espera llena, cantó Ojos Negros, Dame tu consentimiento y llegó el momento de bailar con Conga.

Uno de los momentos más emotivos fue al invitar a sus hijos Mauricio y Ricky a acompañarlo con El centro de la tierra y con esto les dio paso a sus hijos para que deleitaran al público con La estación y Hoy, canciones que interpretan como el dueto MyR y ya han sonado en las estaciones mexicanas.

Con un cambio de vestuario a todo de negro regresó y nos regaló Yo puedo hacer, Hazme Regresar un gran éxito como Bésame en la boca, La canción que necesito y una de las grandes favoritas Tan enamorados donde todos a unísono cantaron con el venezolano, no podía faltar Déjame llorar y Me va a Extrañar.

Y con esto parecía que llegaría el fin de este inolvidable concierto pero la gente quería más y el cantautor nos regaló a parte de un último cambio de vestuario Soy tuyo, Yo sin ti que fueron peticiones expresas de la gente y claro no lo podían dejar ir sin interpretar La cima del cielo con una breve variación al final con el coro de Hey Jude.

Sin duda un gran concierto que se podrá disfrutar de nuevo el día 18 de abril en el mismo recinto.  

Fotografia: OCESA/Fernando Moguel

No hay comentarios: