martes, 30 de julio de 2013

“CUANDO LA COMIDA CALLA MIS SENTIMIENTOS” ¿ Y TÚ COMES COMPULSIVAMENTE POR OCULTAR TUS EMOCIONES? DESCÚBRELO EN ESTE LIBRO

Por: Patricia Correa

La comunicóloga, escritora y conferencista Adriana Esteva  presenta su libro “Cuando la comida calla mis sentimientos”, bajo el sello de Editorial Diana. Adriana sostuvo una interesante charla con nosotros donde nos da más detalles de su libro.

-Adriana tu libro lo escribes a partir de una experiencia propia, cuéntanos un poco...
Surge de mi propia historia, este libro lo dedico a mi niña interior que estuvo lastimada por ser gordita, pero hoy que veo más a distancia veo que la niña se sentía muy sola, hija de padres divorciados, se apareció en mi camino las dietas y la obsesión por el cuerpo desde muy pequeña, creo que recuerdo más episodios de mi vida por cuanto pesaba que por cosas agradables, yo no sabía cómo canalizar mis sentimientos, sino a través de la comida, cuando veo a mis hijas comiendo no quería repetir la historia y puse fin a esto, llegó a mis manos un libro “Cuando la comida sustituye al amor”, fui a un taller y supe que a esto me quería dedicar y empecé a dar talleres con el tema de nutrición emocional.

-La compulsión por comer es para llenar vacíos, escapar de lo que sentimos, protegernos, castigarnos,  por creencias en la familia, nos puedes explicar más sobre esto.
Son algunos de los antecedentes de cómo es que llegamos a volvernos compulsivos con la comida, la compulsión es como un miedo irracional a ser lastimado, es como si nuestro sistema desarrollara esto que se llama compulsión cuando siente que hay sentimientos o situaciones que no vamos a poder manejar de otra manera, tomar a la comida como un sustituto de amor, me vuelvo no atractiva para que no vuelvas a mirarme, porque el mirarme a mi significa que me puedes lastimar, tenemos muchas creencias que se nos quedan tatuadas y nos castigamos con la comida, como cuando nos dicen que somos gordas.

-En el libro vienen una serie de preguntas para analizar nuestra forma de comer relacionada con nuestra forma de ser,  ¿cómo llegaste a esta relación?
En vez de poner toda mi atención en lo que me comía, volteée a ver cómo me sentía cuando me lo comía, yo me castigaba muchísimo comiendo y que mi forma de comer se cargaba de culpa y de vergüenza, entonces me pregunte porque sentía esto, me di cuenta que lo que tenía que trabajar era que pasaba conmigo,  hoy toco momentos dolorosos de mi vida y si  me siento ansiosa por comer me puedo frenar y analizo qué me está pasando.

-Hay el mito de que cuando más delgada sea la gente será más feliz, y vemos que esto no siempre es así, ¿Por qué?
Una cosa es que es que entre más me haga cargo de mis propias necesidades, pues voy a estar dejando de acudir a la comida en vez de correr el riesgo de pedir un apapacho, y su reacción natural es que pierda peso porque ya no usare la comida para lo que no debo de usarla, pero eso es muy diferente a decir cuando sea delgada seré feliz, porque ponemos un alto a nuestras vidas, la felicidad no llega con ser delgada, porque me siguen doliendo ausencias, seguimos con inseguridades, cuando llegamos a ser delgadas queremos otras cosas y la satisfacción no llega nunca, la satisfacción es el resultado de aceptarme hoy como soy.

-¿El libro a quien va dirigido?
Yo creo que a cualquier gente que quiera explorarse un poco, no es un libro específicamente para quien tenga un problema de peso porque todos comemos, todos tenemos emociones y recuerdos en cada bocado que nos metemos a la boca, habrá más identificación para quienes han sufrido de esta obsesión, también a la gente delgada le duelen las mismas cosas que a todos los demás.

Visita:
@adriesteva


No hay comentarios: