jueves, 15 de agosto de 2013

JOAQUÍN GUERRERO CASASOLA PRESENTA "LA SENDA DEL MEXICA"


Por: Asael Grande

‘La senda del Mexica’, novela de Joaquín Guerrero Casasola, fue finalista del Premio Letras Nuevas 2012 en ser publicada bajo el sello Joaquín Mortiz. Llena intrigas, traiciones y pistas falsas, esta extraordinaria novela policíaca conducirá al lector por el fascinante mundo prehispánico, mientras el peligro ronda la vida del viejo combatiente que, con sangre, deberá honrar su dignidad de guerrero ante la última y gran profecía que se cierne sobre Tenochtitlán.

Frecuencia Musical charló en exclusiva con el autor, quien comentó recientemente que la novela la ubica en “el México prehispánico por dos razones: una narrativa y otra anecdótica. Tenía curiosidad de saber cómo podía funcionar una novela policíaca en esa época. Necesitaba un crimen, un investigador y una ciudad. No faltaba ninguno de esos ingredientes en Tenochtitlán. La segunda, la anecdótica, fue que en el año 2005 estaba yo en un retén de Serbia a Zagreb (postguerra), y el policía croata dijo luego de ver mi pasaporte mexicano: ¡México! ¡Villa! ¡Moctezuma! Eso me recordó que tenemos Historia y por lo tanto mucho que contar…”.

De esta manera, Joaquín Guerrero Casasola nos lleva por esta obra de un periodo de la historia de México a través del género y tradición de la novela negra en la que corren tiempos turbulentos para el imperio mexica. Una niña destinada al sacrificio en honor de Huitzilopochtli es asesinada misteriosamente y el temor se desata ante la amenaza de sufrir la venganza del dios ofendido. Opochtli, un guerrero águila en retiro, está decidido a ayudar a su soberano a encontrar al culpable antes de que la ira del Señor de la Guerra alcance a su pueblo y anime a los enemigos del imperio a vencer a los mexicas.

El novelista Joaquín Guerrero Casasola sostuvo una entrevista amena con nosotros para platicarnos de esta historia de mexicas:

Frecuencia Musical: ¿Has incursionado en la novela negra, porqué el interés de publicar ahora una novela de corte histórico referente a la cultura mexica?

Mi interés sigue siendo la novela negra, cuyos ingredientes principales son: un delito, un investigador y una gran urbe que, de suyo, presenta problemáticas afines a la novela negra. Reflexionando y leyendo sobre el mundo mexica, concluí que esos tres ingredientes debieron estar presentes en esa época particular de nuestra historia. Luego entonces, podía escribirla y conseguir, además, penetrar en ese fascinante pasado”.

-La historia central de la novela es el asesinato de una niña destinada al sacrificio en honor a Huitzilopochtli, ¿esta trama tiene que ver con los sacrificios humanos de la religión mexica y los prisioneros-víctimas para que sacrificar a los dioses?

Los sacrificios humanos es un punto de partida, un detonante de mi novela, pero no el tema principal. Más bien me interesó la paradoja que representa aclarar el crimen de una doncella que, de por sí, iba a ser sacrificada a la deidad de la guerra. Paradoja resoluble, pues crimen y sacrificio eran dos cosas distintas. Y que este punto desatara no sólo la investigación tipo triller, sino la reflexión del personaje principal, Opochtli, Caballero Águila en retiro, sobre sus experiencias de vida y cuestionamientos afines a todo ser humano en todo momento: quién soy, de dónde vengo y adónde voy”.

-¿Para crear los personajes de la Senda del Mexica se basó en la estructura básica del Universo según los aztecas, es decir en cuerpos celestes?

Me basé en la vida cotidiana de los mexicas, quise humanizarlos, escapar del tópico del azteca idealizado lo mismo que de una sociedad primitiva que hacía horripilantes sacrificios humanos. La cosmogonía, la relación del hombre con los dioses, las jerarquías sociales y la vida cotidiana están presentes en todo momento”.

- Los mexicas fueron el último pueblo mesoamericano, ¿cuánto tiempo le llevó escribir la novela y a qué materiales bibliográficos o documentales acudió?, ya que lo que se sabe de la cultura mexica es de fuentes documentales, arqueológicas, así como de numerosos testimonios de historiadores.

Principalmente, tuve cuatro fuentes de cabecera. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo. Historia general de las Indias, de Francisco López de Gómara, Vida Cotidiana de los Aztecas en vísperas de la Conquista. El Universo de los Aztecas, estas dos últimas del etnólogo Jacques Soustelle. Cada una de las fuentes investigadas no fue un trabajo previo, sino paralelo a las necesidades de la ficción, pues mi propósito no era hacer de un hecho histórico real una ficción. La prioridad era encontrar en las fuentes todo lo referente a la vida cotidiana y a la cosmovisión del mundo mexica”.

-Así como con los personajes, dentro de la novela podríamos decir que se retrata los pueblos de la cuenca lacustre del valle de México como Tlacopan y Texcoco?

No definiría a mis personajes como un retrato, sino más bien los compararía con la reconstrucción que hacen entre un científico y un artista, de un cráneo, para conseguir darle un rostro. El científico pone una piel sobre el cráneo basado en sus conocimientos comprobables, después hay un pequeño salto, donde el artista, mediante su imaginación, acaba por darle expresión y vida a ese rostro, producto de la intuición. En mi caso, la parte científica sería la investigación y la parte artística la ficción. No pretendo decirle a nadie, así eran los mexicas, sino provocar al lector diciendo, quizá así eran los mexicas, pero que ese quizá esté lleno de veracidad y fuerza narrativa”.

-En la novela hay pies de página que explican la terminología que sitúa al lector, ¿esto vuelve complejo la lectura?

Me parece que son notas muy sencillas. Hay lectores a quienes les estorban, pensando en eso, procuré que todas las palabras puedan entenderse por el contexto del propio párrafo donde están escritas”.

-¿Qué tema le atrae más de los mexicas: su arte, su forma de Estado, su Gastronomía…?

El imaginar que los mexicas eran una sociedad perfectamente constituida con todos los elementos que se requieren para ser tal: idioma, cosmovisión, sistema político, económico y social, ciudades, arquitectura, gastronomía, sistema educativo y un largo etcétera. Y, al mismo tiempo, pensar que fueron aniquilados. Es como si ahora mismo, acabáramos con un país y todo lo que representa, y sus restos fueran transformados en otra cosa, en un glorioso remedo del ayer y en un presente rico en mezclas culturales, pero mediocre en cuanto a su uniformidad posmoderna y neoliberal”.

-¿Va dirigida la novela a un tipo de lector en específico?

A todos los que gusten leer algo que los deje pensando”.

-¿Ha pensado en novelar también las cultura Olmeca, Maya, Tolteca, Zapoteca, Mixteca, Chichimeca?

No lo descarto, pero tampoco lo tengo previsto. Mi siguiente proyecto podría situarse en cualquier época y país, incluso en tiempo presente y con una temática aparentemente banal. No quiero convertirme en el escritor de los aztecas, ni siquiera en el escritor de novelas negras. Quiero escribir sin definiciones ni sendas planeadas. Escribo para sorprenderme a mí mismo”.

Joaquín Guerrero Casasola combina el quehacer literario con la docencia en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y el guionismo. Estudió en la escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños en Cuba, bajo la tutela de Gabriel García Marquez. Ha escrito series de televisión para HBO, Sony Latinoamérica y BK televisión de Serbia, donde creó la primera serie original para la televisión de Europa del Este y recibió por ello el Premio Internacional First World Tropheis DISCOP/Budapest 2005.

En el 2008 fue guionista de la segunda temporada de la serie de televisión Capadocia  y en el 2011 fue premiado como autor de la mejor serie de televisión en el Festival y Mercado de TV-Ficción Internacional por El sexo débil. Sus novelas han sido traducidas al alemán, italiano y francés; entre ellas destaca Ley Garrote, por la que fue nombrado ganador del Premio Internacional L’H Confidencial 2007.

Ficha Técnica
La senda del Mexica
Autor: Joaquín Guerrero Casasola
Precio$198.00
EAN: 9786070717239
Formato: Rustico
Año: 2013

No hay comentarios: