martes, 21 de enero de 2014

TRIUNFA EN COLOMBIA RUBÉN ZAMORA, QUIEN PREPARA SU REGRESO A MÉXICO PARA FILMAR LA SEGUNDA PARTE DE “PARAMÉDICOS”


Contento por empezar a recoger los frutos de lo sembrado a lo largo de 19 años en la actuación, el actor Rubén Zamora tuvo en 2013 un gran año, involucrado en varios proyectos en Colombia, donde aún le quedan contratos para unos cinco meses, para luego regresar a su querido México, donde filmará la segunda parte de la serie “Paramédicos”, de Canal Once. 


De hecho confiesa que “este año pasado ha sido el más intenso hasta ahora” y no es por que le haya faltado trabajo ya que desde el 2008 donde participó en la serie “Los Simuladores”, comenzaron a fluir los proyectos: “Gritos de muerte y libertad”, “Héroes de carne y hueso”, “Soy tu fan”, “Capadocia” y “Bienes raíces”, dos temporadas de “El Shaka”, la telenovela “Rafaela” en la que participó al lado de Scarlet Ortiz y Jorge Poza, “Adictos” y, en el año 2012, “Paramédicos”, ésta última la recuerda con un cariño especial pues, asegura, le dejó grandes aprendizajes y grandes personas en su vida y,  aunque al principio era un producto para el mercado doméstico, ahora está emitiéndose también en Mundo Fox. 



A principios del 2013  viajó a Colombia, donde lleva un año sin parar, trabajando de lunes a sábado, y aún le quedan unos cinco meses, lapso en el cual espera concluir la tercera temporada de la serie “El Capo”, la serie más costosa (unos ocho millones de dólares americanos) pero también la más exitosa de todos los tiempos, con traducción a 18 idiomas y transmitida en 75 países. En este caso interpreta al hermano del también actor mexicano Alfonso Herrera con quien, dicho sea de paso, disfruta compartir el set debido a su calidad actoral y personal. 

Aunque ha estado ligando proyectos desde que llegó Colombia quien le llevo a ese país fue la serie internacional “Cumbia Ninja” la cual está a punto de comenzar las grabaciones de la segunda temporada y donde interpreta a León Carbajal, antagónico de la trama,  tío de la protagonista, Brenda Asnicar, quien busca el dominio de La Colina para así apoderarse de los tesoros que supone en su interior. 


En “Alias el mexicano”, Zamora interpreta a Ernesto, “El Cuyanito”, “consigliere” y amigo personal del peligroso narcotraficante colombiano Gonzalo Rodríguez Gacha: “Es un trabajo importante, agrega el actor, porque el compromiso de cada uno de los integrantes del proyecto por contar una historia tan importante como fue la de este personaje y las circunstancias por las que estaba atravesando el país y cuyas consecuencias se siguen sufriendo al día de hoy, fue absoluto. Tanto en la interpretación, que fue un reto, como en  el planteamiento del tono creo que supimos sacar lo mejor de nosotros mismos… o lo peor, añade con una sonrisa”. 

Y aunque hay más propuestas sobre la mesa, explica Zamora, su prioridad es regresar a su México, donde le espera, desde luego, su hijo y la segunda parte de la serie “Paramédicos” que, avisa, viene con mucha más fuerza y muchas sorpresas. 



Lo que sigue, aseguró, “será seguir trabajando mucho más duro y seguir eligiendo con cuidado los proyectos que se presenten en el futuro”. El trabajo constante pero selectivo es lo que le ha permitido no sólo crecer como histrión sino en proyección internacional, unlugar que se ha ido ganando a pulso en las pantallas de México, Estados Unidos y países de América Latina, que hoy reconocen su trabajo. 


Sobre si le preocupa o no el “estigma” del protagónico, puso énfasis en que cuando él acepta un trabajo no lo hace basándose únicamente en el crédito sino en la riqueza del personaje y en la historia, para él todos los que participan en un proyecto son esenciales lo mismo si es el protagonista como si es la persona que sirve el café, pero lo más  importante es la historia, eso es lo realmente importante, y, entre todos, ayudamos a contarla de la mejor manera posible. “Ser actor es ayudar, interpretando un personaje, a contar una historia, ni mas, ni menos”. Añade, además, que ser cabeza de elenco es una responsabilidad que pocos entienden, es ser responsable ante los compañeros para que todos estén en una misma vibra profesional que permita el desarrollo del proyecto, es llevar la pauta emotiva del set y hay que lograrlo día si y día también intentando no perder el piso, sobre todo, si como él, se tiene pensado “morir en esto pero dentro de muchos, muchos años”.

No hay comentarios: