viernes, 7 de febrero de 2014

HAMLET O EL JARDÍN DE LAS SUSPICACIAS A PARTIR DEL 11 DE FEBRERO EN EL FORO LA GRUTA


Hamlet, hijo del jefe de un cártel (y aquí jefe es rey, y plaza o rancho son reinados) se debate frente a su decisión de vengar a su padre,  arteramente asesinado por su propio hermano, Claudio, en convivencia con su infiel y ahora viuda Gertrudis. Este Hamlet ofrece mujeres en bolsas de plástico, deudas de sangre que se cobran a balazos, traición, sexo, semen, sodomía, mentiras y la muerte como invitada especial. Más allá o más acá (según el juego de espejos) volveremos al eterno Hamlet, ahora encarnado en un joven mexicano que vive en el norte del país (hombre atormentado y encarcelado en un entorno de sicarios y narcotraficantes, debido al cártel que maneja su padre) y que a partir del asesinato del patriarca, recorrerá los jardines de la suspicacias.

Los caminos que recorren, tanto el personaje de Shakespeare, como este renegado y humanizado joven sicario, se bifurcan cuando las motivaciones fundamentales que llevan a estos dos hombres a estar enfrentados con el mundo son: la justicia, la venganza, la culpabilidad, la corrupción, la ignorancia de sí mismo, el amor sin límites, la mentira, la decadencia, el orgullo, la voluntad de poder desmedida, la envidia y la tiranía. Tanto Dinamarca (en su tiempo) como el norte de México (en este presente) los embarga un estado excepcional, puesto que los crímenes no se resuelven y la verdad no esta nada cerca.

En esta versión, se ahonda en temas tales como la locura, en las dudas del protagonista ante la madre adultera y cómplice en el asesinato de su padre y marca la lucha entre la razón y la locura, entre el bien y el mal, indagando en los sentimientos y pasiones humanas.

Al afamado y teatralmente adictivo dilema ¿Ser o no ser? el dramaturgo y muy destacado actor Carlos Valencia lo glosa y nos lo trae a la entraña de la hoy aterradora, fascinante y fisionable realidad mexicana, en esta su versión libre, arriesgada y delirante, que sabe mirar de frente a un clásico.  


El equipo creativo viene comandado por Carlos Valencia y Margarita Lozano, actores que dan vida a Hamlet y Gertrudis, respectivamente. El restante equipo de creativos esta conformado por:  Enrique Flores en la asistencia de dirección, Roberto Paredes en el diseño de iluminación, diseño de vestuario por Oscar Olivier, pintura escénica de Mario Mucho González, la realización de escenografía por Sergio Smith y la fotografía y diseño gráfico por Héctor Ortega. En las relaciones públicas y prensa Sandra Narváez así como las asesorías dramatúrgicas por Conchi León (Actriz y dramaturga) y Guillermo Arreola (Escritor) así como la colaboración en dirección de Ignacio Escárcega.

No hay comentarios: