miércoles, 11 de junio de 2014

CHRISTEL GUCZKA ABORDA EL TEMA DE VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO EN “ESTO NO ES AMOR”




Por: Patricia Correa

La escritora Christel Guczka, preocupada por la actual situación de la violencia en parejas adolescentes, escribe “Esto no es amor – Una novela de violencia” bajo el sello editorial B de Blok. En entrevista Christel nos da más detalles de la novela.

En este libro la trama gira en torno a la violencia juvenil en pareja ¿Por qué decidiste abordar este tema?

“Me sorprendieron las encuestas recientes a nivel nacional que han registrado que aproximadamente el 60% de los adolescentes han sufrido algún tipo de violencia en su relación de noviazgo, este % solo es de los casos denunciados lo que hace suponer que la cifra se incrementa de todos los casos en silencio, con este antecedente me pareció claro que es un problema social que si no se previene si no se busca erradicar seguirá incidiendo en las victimas, esta fue la inquietud de dar voz a todos estos casos”.

El personaje de Liza  recibe violencia física, psicológica y sexual. Cuéntanos un poco de esto.

“Antes que nada me gustaría referirme al término de violencia, pensamos que esto sólo aplica al golpe, a lo que se ve, pero la violencia puede estar implícita desde las palabras, las humillaciones, conducta y actitudes, este personaje sufre en todos los niveles y en todas sus manifestaciones la violencia que implica un daño en todos los niveles, de alguna manera quise plasmar a partir de su hermana Elena como se ve esta situación de agresión en ambas partes, desde el que está observando estas señales como va cambiando la personalidad del que está siendo abusado tanto como el que lo está sufriendo, se vuelve una especie de ceguera dentro de la relación, aunque esta consiente quizá que hay cosas que no le gustan, pero deja que sigan sucediendo y esto va subiendo de tono hasta llegar a algo trágico”.

Elena no puede superar la perdida de Liza ¿Cómo enfrentar el duelo?

“Otro de los temas centrales del libro es el proceso del duelo, evidentemente la hermana sufre horrible al verse desprendida de su ser tan cercano y no sabe cómo enfrentar la vida sin ella, vemos las etapas el enojo con la hermana, con los padres, con ella misma hay una culpa por no haber estado,  pero gracias a que ella se relaciona con otros personajes que también han sufrido una pérdida, ellos le muestran otra forma de enfrentar el dolor, esto le sirve mucho ver otras posturas y retomar lo que a ella le sirva para salir adelante”.

¿Qué les dirías a las chicas que están en una relación violenta y no pueden salir de ahí?.

“Muchas veces una frase, un personaje, una historia, puede darnos noticias sobre nosotros mismos, en la medida de que podemos dar nombres a las pruebas difíciles que soportamos, nos volvemos más aptos para vivir y tomar distancia a eso que nos violenta. Hay una frase de una autora (Michel Petit) *Porque quizá no hay peor sufrimiento que vivir privado de palabras para darle sentido a lo que vivimos*, en este sentido es muy posible que los libros no borren las heridas ni las humillaciones pero sirven para romper el silencio, para adquirir un derecho de expresión y memoria, hay que comenzar cuidándonos y amándonos a nosotros mismos”

¿A partir de qué edad las jovencitas pueden leer tu libro?.

“De los 14 años en adelante, sin embargo, sabemos que hoy en día hay chicos que tienen un noviazgo, incluso, ya tienen relaciones íntimas desde mucho antes, yo creo que es pertinente a la edad en que se esté dando una relación de pareja puedan acercarse a este tipo de materiales”.

Fotos cortesía Ediciones B México