martes, 10 de junio de 2014

LA MUERTE DEL PELICANO – OTRO CASO DEL VAQUERO RODRÍGUEZ


Por: Patricia Correa

Ediciones B dentro de sus novedades editoriales publica “La muerte del pelícano – Otro caso del Vaquero Rodríguez”, escrito por los hermanos Daniel Espartaco Sánchez y Raúl Anibal Sánchez. En entrevista exclusiva Raúl nos da más detalles del libro:

¿Cómo surge la idea de escribir junto con Daniel “La muerte del pelícano”?

“Daniel es mi hermano, y generalmente cuando nos reunimos siempre tenemos ideas que nos vienen a la mente y empezamos a desarrollarlas, hace tres años tuvimos la idea de hacer esta novela policíaca, creamos el personaje “el Vaquero Rodríguez”, basándonos en un amigo en común que había sido guerrillero en los años 70’s y un personaje local que yo conocí en Chihuahua que era policía judicial, y a partir de ahí empezó a crecer una historia. El tono de la novela es satírico, es una sátira sobre la corrupción en México y sobre las investigaciones policíacas cómo se llevan a cabo bastante malas, al grado de que se tiene que crear la Subdirección de Materiales de cómputo”. 

Cuéntanos un poco del título del libro “La muerte del pelícano”

“Lorenzo Baruk, el abuelo de la víctima, es un hombre muy rico que empezó su carrera desde abajo, vendía ropa usada y cosas así, es un poco el prototipo del hombre que se hace a sí mismo, ahora que tiene mucho dinero ha creado una empresa y decide crearse una especie de escudo heráldico que es un pelícano que se está abriendo el pecho y le da de comer a sus hijos de su sangre, es una imagen que viene de la Edad Media, el viejo Baruk cree que así él mantiene a toda su familia”.

Háblanos un poco de Rogelio “el Vaquero” Rodríguez y de su compañera Natalia Payán que trabajan en la Subdirección de Materiales de Computo.

“La subdirección es una especie de fiscalía especial para crímenes que afectan la opinión pública, crímenes mediáticos, es muy secreta la organización que con ese nombre aparece en el organigrama. Natalia es  joven que viene de Saltillo y llega al D.F. con la oleada de funcionarios con el sexenio de Calderón, sabe artes marciales tiene una maestría y es muy preparada, pero es una novata en el asunto del crimen y el Vaquero Rodríguez es alguien que ya había sido policía en la procuraduría, es un pasante eterno de sociología bastante avejentado que hace muchos años, buscando trabajo, acabó den la policía, tiene una gran intuición y muchos contactos”.

La novela se basa en esclarecer el crimen de José Baruk un joven de 20 años. Háblanos un poco de él.


“José Baruk es el hijo pequeño de una familia adinerada, que un día se encontró muerto cerca del Desierto de los Leones y el abuelo que tiene muchos contactos manda llamar prácticamente al Procurador y le exige resultados, paralelo a las investigaciones que hace la PGR, el Vaquero y Natalia tienen que resolver este caso, van entrevistando a los que se encontraban cerca del difunto, pero hay algo muy malo dentro de la familia de él, así era él, casi inocente de todo, su único crimen fue haber nacido en esa familia corrupta”.



Fotos cortesía Ediciones B