martes, 3 de junio de 2014

VÍCTOR JIMÉNEZ TE DICE “CÓMO SIMPLIFICAR TU VIDA”


Por: Patricia Correa

En entrevista exclusiva el  psicólogo Víctor Jiménez nos da más detalles de su libro “Cómo simplificar tu vida” bajo el sello editorial Diana, este libro nos ayudará a reducir los niveles de stress, a administrar nuestro tiempo y llevar una vida más sencilla.

¿Por qué es bueno simplificar la vida?
Es bueno porque nos lleva a encontrar una mayor armonía en cuestiones personales, en las relaciones, en el trabajo, sobre todo en estos tiempos en que tenemos que poner atención a tantas cosas, que llevamos un ritmo de vida vertiginoso, estamos llenos de tantas cosas materiales, compromisos, nos quejamos de la falta de tiempo, yo creo que simplificando nuestra vida podemos ser felices.

Regularmente los vacíos emocionales se llenan con acumulación de objetos ¿Por qué?
Efectivamente en muchas ocasiones nos concentramos tanto en lo que aparentemente necesitamos pero que en realidad son deseos, hay mucha diferencia entre una necesidad y un deseo, la necesidad es algo imperioso algo sin lo que no podemos vivir y un deseo es simplemente eso.

¿Por qué es importante saber cómo distribuir nuestro tiempo?
El tiempo es nuestra pertenencia más valiosa, creo que debemos saber qué hacemos con él, hay diferentes actividades: el trabajo (que es lo que hacemos para producir dinero y cumplir con las necesidades básicas), las actividades de mantenimiento (cuidar de la salud, limpiar la casa) y el ocio, lo que se ha descubierto que el ocio está olvidado, le dedicamos menos tiempo,  y mucho tiempo a los otros dos rubros. Dicen que el tiempo es dinero, pero esta idea ha afectado porque nos ha llevado a trabajar jornadas muy largas, debería haber un equilibro.


La mayoría de los que radicamos en el D.F. tenemos una vida muy rápida ¿Qué podríamos hacer para cambiar este tipo de vida?
Debemos darnos cuenta si verdaderamente todas las cosas que queremos hacer de prisa necesitar hacerse de prisa o si podemos hacer algunas así y en otras tomarnos nuestro tiempo. A veces estamos tan metidos en un ritmo tan acelerado que es muy difícil darnos cuenta porque ya vamos como en piloto automático,  ya estamos alterados y en muchas ocasiones no es necesario llevar las cosas a este ritmo. Podemos tomarnos un poco más de tiempo en las cosas sencillas que hacemos (limpiar la casa, manejar), debemos establecer prioridades en todo lo que hacemos.

Para tener relaciones sanas es importante no hacer expectativas de las personas ¿Por qué?
Cuando esperamos que la gente reaccione o actué de cierta manera, en primera instancia no estamos respetando al otro, no comprendemos que es una persona diferente a mí, por otra parte estamos haciéndonos una idea de cómo tendría desde nuestro punto de vista que actuar, esto lleva a muchas complicaciones porque no hay aceptación del otro, parecería como si quisiéramos tener control de nuestras relaciones.

¿Cómo se puede ser tú mismo en esta sociedad tan materialista?
Tenemos que aprender a cultivar la autenticidad, observándonos a nosotros mismos, cuando actuamos para mantener una imagen, si nos hemos creado una imagen ante los otros, dándonos cuenta que cosas dejamos de hacer o hacemos por temor al rechazo o al que dirán.