jueves, 10 de julio de 2014

REVIVE TU RELACIÓN DE PAREJA CON “PASIÓN PERSA”


Por: Patricia Correa

El escritor y terapeuta Arthur Rowshan, nos cuenta más detalles sobre su libro “Pasión persa”, bajo el sello de Editorial Vergara. En este libro encontrarás consejos de pareja, para reavivar la pasión y el quitar la monotonía y aburrimiento en tu relación.


-¿Qué te motiva para escribir “Pasión persa”?

Cuando terminé de escribir La dieta de las princesas chinas se me ocurrió escribir un relato de auto ayuda sobre el amor, el sexo y la comida. Y así nació Pasión Persa.  Además, a lo largo de los últimos quince años muchas personas buscaron mi ayuda para solucionar sus problemas relacionados con la pareja, el sexo y la comida. Me di cuenta que la base del sexo satisfactorio y comer era placer. Muchas parejas pierden la intensidad de amarse, el sexo se convierte en una rutina mecánica, y para muchas personas que luchan contra la báscula, la comida se convierte en una actividad igualmente rutinaria y carente de placer. Con este relato quise sugerir a las parejas que amar, hacer el amor y cocinar son habilidades que se pueden aprender y perfeccionar.

-Háblanos de la relación de los protagonistas de la historia Jessica y Victor.

Jessica y Victor se quieren, pero su relación sexual ha caído en la rutina. El trabajo, las responsabilidades de casa y de educar a sus hijos no les deja expresarse libremente y disfrutar de todo placer que puedan experimentar.
Además, Victor, como algunos varones, está preocupado por su eyaculación precoz y ha probado de todo para solucionarlo sin éxito.

-En tu libro sugieres varias recetas ¿Por qué es importante que el color, aroma y olor sean placenteros en un buen platillo?

Mi padre siempre me decía que un plato debe seducir tanto la vista como el olfato. Si alguien tiene dudas acerca de la importancia de la vista que coma con los ojos cerrados. Sería un experimento interesante que recomiendo a todos de probarlo al menos una vez. Aunque comer con ojos cerrados puede agudizar el sentido de olfato y gusto, nos daríamos cuenta que algo falta: la vista de los alimentos. Por esta razón es imprescindible que los colores y aromas sean placenteros para que podamos disfrutar más.

-¿Por qué es importante el amor incondicional?

La convivencia entre dos personas es difícil. En ocasiones, hasta los mejores amantes, cometen errores y las personas más inteligentes dicen cosas estúpidas.  Si el amor es basado principalmente en la belleza, la inteligencia u otras virtudes de la persona amada, tendremos dificultad de perdonar sus faltas.

Amor incondicional es imprescindible para fomentar una relación duradera porque nos permite aceptar a nuestra pareja con sus virtudes y con sus limitaciones.
 
-¿Cuál es la relación entre la comida y el sexo?
Tanto la comida como el sexo son placenteros. Además, de ser fuentes de placer, ambas actividades son necesarias para la supervivencia de la humanidad: si no comemos morimos, y si no hacemos el amor no tendremos la posibilidad de perpetuar nuestra especie. Por estas razones la madre naturaleza ha asociado placer con la comida y el sexo.

Si analizamos las dos actividades descubrimos unas cuentas características comunes. El hambre genera una tensión física y psicológica que se alivia al comer. De manera parecida, un periodo de celibato, sean días o semanas, produce una tensión física y psicológica. Hacer el amor elimina esa tensión y la descarga de energía resulta intensamente placentera. En ambas actividades hay estrés que se alivia y después llega un estado placentero de sosiego y hasta letargo.

-Háblanos un poco de los alimentos afrodisiacos.
Los pistachos, el caviar y el azafrán persa son entre los más potentes afrodisiacos. En particular la eficacia de azafrán persa está comprobada por la universidad de Guelph en Canadá.
En el libro hay una lista de los alimentos más comunes y más asequibles para fomentar la potencia física y sexual. Por ejemplo, los mariscos como la ostra, gambas y langostinos son alimentos con alta potencia afrodisiaca. Cuentan que el célebre seductor italiano, Casanova consumía cincuenta ostras a diario para poder mantener relaciones sexuales varias veces el mismo día.

-En la relación de pareja ¿Por qué es bueno que exista la atracción y la seducción?
Al principio de una relación nos fijamos exclusivamente en los rasgos y características que nos gusta de la personalidad de nuestra pareja. Hay estudios que han comprobado que en los primeros dos años la parte analítica del cerebro de la persona no se activa a la hora de juzgar su pareja. Y así debe ser porque quizás al fijarnos en los defectos de la persona, pocas personas se enamorarían. Al fin y al cabo, enamorarse es un autoengaño benévolo.

Una vez que el fuego ardiente de la pasión pierde su intensidad, la pareja tiene que empezar a cortejar y seducir de una manera activa. Y en esto fallan muchos hombres. Ellos cometen el error de iniciar la seducción justo antes de hacer el amor. En el libro describo de qué manera el varón puede, con pequeños gestos y palabras, seducir a su pareja continuamente para generar una tensión sexual en la mujer para que sea ella quien desee el sexo.

-¿A qué público va dirigido el libro?
He escrito el libro principalmente para aquellas parejas que desean añadir pasión a sus vidas sexuales y renovar su relación. Soy consciente que las mujeres tienen mayor sensibilidad y se interesan más que los hombres a la hora de invertir tiempo y energía para mejorar la relación. Durante los últimos veinte años ha sido la mujer quien acudió a mí para solucionar un problema de pareja y mejorar la relación. La mayoría de los hombres son pasivos y no se involucran tanto en mejorar las cosas. Los lectores tanto femeninos  como masculinos, disfrutaran de la parte erótica del relato mientras que aprenden técnicas y principios de los artes amatorias y culinarias persas.