jueves, 14 de agosto de 2014

EN “UNA NOCHE CON ELLA” MARIANO Y HELENA SUPERAN SUS MIEDOS Y APRENDEN A AMAR.



Por: Patricia Correa

La escritora argentina, Anabella Franco bajo el sello de editorial Vergara, nos hace entrega de su novela romántica-erótica “Una noche con ella”, donde Mariano y Helena se conocen y se crea una conexión erótica de deseo y pasión, dejando atrás su oscuro pasado y uniendo sus vidas en esta apasionada historia. 

Anabella concedió entrevista y nos cuenta más detalles de esta trama:

-¿Cómo surge la idea de crear esta novela?:
“Decidí escribir esta historia creando a Mariano, un hombre muy complejo y necesitaba otro personaje como él, recordé al personaje secundario de “Nada más que una noche”, Helena, un personaje muy fuerte que despertó mucho interés y decidí juntarlos en esta novela”.

-Las circunstancias llevan a Helena a convertirse en prostituta. Háblanos de este personaje…
“Yo definiría a Helena como una niña mujer de algún modo porque dado su trabajo la vemos como una mujer desenvuelta sexualmente, pero que por dentro alberga un montón de miedos y recuerdos que le impiden ser feliz, hasta que conoce a Mariano y se genera entre ellos una conexión  porque el también trae sus propios traumas personales, y esta conexión genera un vinculo erótico entre ellos que a ella la ayuda a liberarse y a la larga encuentra la felicidad de la mano del amor”.

-Mariano, joven dueño de una cadena hotelera ¿En qué te inspiraste para crear este personaje?
“Se me ocurrió su problemática en torno al tema de la drogadicción, es algo bastante común en nuestros días y en la gente de alto poder adquisitivo como lo era él, cuando vi el perfil que tenía el personaje no podía estar con una chica cualquiera  típica de las novelas románticas y así fue como llego Helena a su vida”.

-La mama de Helena entre su depresión y baja autoestima, estaba ligada sentimentalmente con el padrastro de las chicas, cuando se da cuenta que este trato de abusar de la  hermana de Helena, cambia y rompe esta adicción, cuéntanos de esto:

“Cristina la mamá de ambas viene de la novela anterior, es un personaje que de alguna manera representa lo que viven muchas mujeres en la actualidad, estar enamoradas de un hombre y sufrir violencia de género y no atreverse a salir de esta situación”.

-¿Crees que por amor Helena y Mariano logren superar sus problemas del pasado?
“El amor es una parte muy importante para todos los seres humanos y cuando nos sentimos amados, valorados, apreciados, que otros nos necesita, eso nos levanta el autoestima, que es lo mismo que pasa a la inversa con Mariano que en este momento de su vida tiene muy baja autoestima por lo que le paso a su hermano, el amor es algo que nos puede rescatar de muchísimas cosas, del mal y de toda esta oscuridad en lo que los personajes están involucrados”.

-Al final de la novela abordas el tema de la traición ¿Por qué decidiste tocar este tema?
“Había una trama de alguna manera policial, por eso se me ocurrió esta traición que también es lo que nos pasa a menudo en la vida de sentirnos traicionados por alguien y ahí aparece además una traición por el poder y la ambición, es una problemática que se abarca en los altos círculos de poder, son cosas que existen”.

-¿A qué publico va dirigido la novela?

“A mayores de 18 años que quieran encontrar en una historia erotismo, romance, esta trama policial que hay en medio, a mi no me gusta encadenar escenas de sexo que no tengan ningún sentido, sino que la sexualidad este trabajada a partir de la personalidad de los personajes, de sus rasgos psicológicos y que tenga un sentido dentro de la trama”.