jueves, 25 de septiembre de 2014

"LA LLORONA HASTA LA MUERTE" EMBARCADERO CUEMANCO XOCHIMILCO 2014



El Embarcadero Cuemanco en la Delegación Xochimilco, se viste de gala para celebrar el XXI aniversario de la puesta en escena de una de las leyendas con más arraigo en la cultura mexicana, la leyenda de “La llorona”; donde el escenario natural de sus canales y chinampas se convierten en el sitio idóneo para la representación de la misma y que al mismo tiempo, lo convierte en un espectáculo único en el mundo.

El espectáculo de La leyenda de la Llorona,  surge con el objetivo de difundir la riqueza natural de Xochimilco a la población del Distrito Federal; contribuir al rescate, preservación e integridad cultural, artística e histórica a través de diferentes expresiones artísticas como la música, el teatro y la danza. Todo lo anterior como una de las formas más factibles para el rescate de Xochimilco nombrado “Patrimonio Cultural de la Humanidad” en 1987 por la UNESCO y con  ello, dar a conocer las riqueza cultural que tiene  México a través del rescate de los valores dentro de la comunidad.


En un principio se reunieron agricultores, chinamperos, remeros de trajineras y gente de la comunidad, para desarrollar un proyecto, cuya meta era la de ofrecer un espectáculo multidisciplinario que integrase música, teatro y danza; con los valores y cultura que ellos como Xochimilcas poseen de sus antecesores y en el cual se ofreciera un paseo en Trajinera por los canales de Cuemanco, brindando un espacio natural donde convivieran en familia y entre familias.

Esta convivencia y transmisión de valores surge a partir de que, la butaca, es una trajinera donde caben  20 personas y en ocasiones hay más de una familia en dicho espacio. Esto permite conocer, respetar y tolerar a otras personas en plena armonía.


La representación de la “Leyenda de la Llorona” emplea elementos que permiten el rescate, difusión y conocimiento de la música y danza prehispánica, disciplinas que forman parte de nuestra identidad como descendientes de culturas ancestrales. Lo anterior es gracias a que, a través de esta puesta en escena se obtiene  un acercamiento a diferentes instrumentos como: huehuetls, panhuehuetl, teponazhuehuetl, teponaztli, flautas de barro, hueso y carrizo, ocarinas, jarros silbadores, aerófonos, caparazones de tortuga (ayotl), tambores, tambores de barro, palos de lluvia, chicahuaztli (bastón con sonajas), sonajas de guaje y de calabaza, raspadores de hueso, tenabaris (capullos de mariposa), atecocolli (caracol marino); en la actualidad varios de ellos únicamente se observan en museos, sin embargo, hacen acto de presencia en este espectáculo, fusionando sus sonidos con los propios de instrumentos contemporáneos como el violín, guitarra, arpa y marimba entre otros; mediante la musicalización de estos elementos, el publico entra en contacto con los sonidos ancestrales que forman parte de nuestra identidad mestiza.

Esta obra va dirigida a todo tipo de público, desde el más pequeño integrante de la familia hasta los abuelos, nuestros “Huehuets”,  que se han encargado de transmitirnos el amor a esta tierra y a nuestra historia. Los objetivos que se pretenden alcanzar con esta propuesta son: a) difundir el gusto por las leyendas; b) valorar nuestro entorno natural y la conservación de nuestras tradiciones; c) impulsar la investigación histórica de nuestra región; d) que más personas visiten el embarcadero y encuentren una oferta turística llena de arte, cultura y tradición en un sitio incomparable: las chinampas y canales de Xochimilco en un ambiente nocturno.

Xochimilco es un sitio donde sus habitantes se resisten a dejar morir su cultura, sus tradiciones,  creencias y celebraciones, tal es el caso del  Día de Muertos, donde la comunidad participa con la colocación de las ofrendas en las casas  y  en los festejos propios de la fecha.

Precisamente en el marco de esta celebración tan importante para los mexicanos, el Embarcadero Cuemanco, la Delegación Xochimilco, artistas de diversas disciplinas como música, teatro y danza, así como de  prestadores de servicios turísticos y la comunidad, recibe a sus visitantes con esta en escena  basada en la tradicional leyenda de la Llorona (siendo ésta una versión libre del autor).

SINOPSIS DE LA OBRA

Era el año de 1521, diez años antes los Presagios Funestos habían alertado a todos los habitantes de la Gran Tenochtitlan y a todos los pueblos vecinos que se acercaban tiempos difíciles. En Xochimilco, el pueblo es avisado de la inminente llegada de los invasores, en medio de la noche, la quietud del pueblo es alterada por un  mensajero que lo anuncia. No hay marcha atrás,  Xochicoatl, la mujer sabia, ha sido tomada prisionera y viene con los invasores. Teotecpatl, gobernante de Xochimilco ignora los ruegos de su hermana Ayahutli, quien ha tenido sueños terribles en los que la gran madre Cihuacóatl anuncia que una desgracia esta por ocurrir.

Los invasores llegan dispuestos a tomar todo lo que puedan, incluso la vida de Teotecpatl. Ayahutli es ultrajada y obligada a desposarse con Don Alfonso de Ordaz, quien viene al mando de uno de los tercios de soldados más sanguinarios que llegaron desde España. La peor parte de las tragedias esta por ocurrir, los españoles han decidido atacar a traición a los mexicas quienes celebran la gran ceremonia de Toxcatl, y es entonces que la vida de Ayahutli cambia radicalmente para dar origen a una de las leyendas más importantes e impactantes de nuestra tradición. La llorona es quizá unos de los personajes más arraigados de nuestra cultura, es mito, es leyenda y es a la vez el misterio más grande que acecha por las noches, esperando, aguardando el momento en que con su llanto nos haga saber lo que está por suceder. Su historia nos conmueve y nos hace participes a través de un espectáculo único que reúne arte, tradición y cultura, combinando el teatro, la danza prehispánica y la música en vivo para hacer un viaje al pasado mágico, en un ambiente natural inigualable. La isla de Tlilac en el Embarcadero Cuemanco es desde hace 21 años el escenario que da vida a esta historia en donde el espectador disfruta de un mágico recorrido en trajinera y disfruta de una puesta en escena única en su tipo.


SEMBLANZA DE LA PUESTA EN ESCENA

La obra teatral de música, luces y danza , cumple  21 años de estar presentándose en los Canales de Xochimilco, específicamente en el Embarcadero  Cuemanco, con más de 600 representaciones que año con año envuelven al público en ese místico y majestoso mundo, que se crea por la luna de octubre y noviembre, así como por los canales.

El espectáculo se presenta en los meses antes mencionados, debido  al misticismo que se crea por la celebración del Día de Muertos,  que hacen del lugar un sitio mágico, casi irreal dentro de esta grandísima urbe de la Ciudad de México.

A la llorona,  se le conoce por su llanto, que continúa resonando por los pueblos, barrios y chinampas con su aterrador grito… “¡ayyyyyyyyy mis hijos.....!” que estremece a todo aquel que hasta el día de hoy,  escucha su doloroso penar.

“La Llorona”  está conformada por música contemporánea con instrumentos modernos y prehispánicos, cantos en náhuatl,  danza prehispánica de tradición y teatro, teniendo como escenario natural la zona chinampera de Xochimilco,  lugar único en el mundo donde todos los elementos como el agua de los canales, el viento nocturno, los sonidos de las aves y  el soplar del viento entre los ahuejotes,  son el marco perfecto para remontarnos a un México que fue, y seguirá presente en Xochimilco, que con sus canales y chinampas, es un espejo al pasado, una oportunidad de mirar hacia atrás.

En el 2010, obtuvo el "Galardón Especial de Honor" de la Fundación Cultural Galerías "Plaza de las Estrellas", por su magnífico montaje y exitosa temporada de la puesta en escena "La Llorona, de la Conquista al Bicentenario", que se realizó en el Embarcadero Cuemanco, en  donde los asistentes son llevados a la laguna de Tlilac en un recorrido en trajinera a través de los canales iluminados con antorchas.

En el 2013 “La Llorona”  develó su placa conmemorativa por 20 años ininterrumpidos de representación teatral, motivo por el cual, se conto con la presencia del Secretario de Turismo del D.F. Miguel Torruco Marquez, quien la califico como “Uno de los más importantes atractivos turísticos de la Ciudad de México y el disfrute de algo único en el mundo”. La develación de la placa conmemorativa fue realizada por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, el Doctor Miguel Ángel Mancera, quien la felicitó en su 20 aniversario así como calificarla como “Muy recomendable”,  este espectáculo se renueva año con año para sumarse a las celebraciones del Día de Muertos para quienes buscan con un gran interés poder vivir una experiencia artística y cultural única en su clase en la Ciudad de México.