miércoles, 7 de enero de 2015

MEDALLA ORTIZ TIRADO PARA EUGENIA LEÓN, EN SONORA‏



Si para la música no hay fronteras, para Eugenia León  no existen obstáculos, como quedó demostrado durante la presentación de su espectáculo en el Royal Opera House Muscat (Rohm), del país árabe Omán, el pasado 6 de diciembre.

A invitación expresa del recinto, con un público omaní, pero también de personas mexicanas que viven en aquél país, el concierto fue, a decir de los reportes de prensa, un éxito absoluto gracias a la energía y sensibilidad que comunicó la cantante.



“La experiencia –explica Eugenia León-- fue absolutamente extraordinaria; el recinto es una lugar mágico y hermosísimo, con una acústica perfecta. Nuestro concierto estuvo apoyado con imágenes del México de todas las épocas y también hicimos con las imágenes un comparativo de rostros mexicanos y rostros árabes, como símbolo de unión”.

El programa de aquella velada contó con temas rancheros, corridos, boleros y algunas baladas románticas, “cada uno dando un sabor diferente del México de hoy y de los últimos años.  León demostró al público por qué su carrera ha durado tanto tiempo, porque, independientemente del género musical, cantó con entusiasmo increíble y cada estilo reveló un lado diferente de su voz dinámica”, señaló en su crónica para el diario Times of Omán, Sarah MacDonald.

La periodista reveló que hubo momentos de pura potencia, otros de suave romanticismo, y otros llenos de humor y refirió que La Paloma es una canción que dijo significa mucho para la intérprete, porque se trata de la injusticia y el sufrimiento en México.  “La emoción en su voz mientras cantaba era lo suficientemente fuerte como para poner la piel de gallina”.



La cantante recuerda que aquella noche “hice algunas explicaciones en inglés, no todo el tiempo, sobre el tema de algunas canciones. Pero fue, sobre todo, la expresividad de nuestra música lo que nos permitió  conectarnos con el público. Sé que hubo lágrimas en el concierto”.

León confiesa que antes de cada concierto sea donde fuere que va a suceder le genera mucha preocupación “como decía Marcial Alejandro: nunca se sabe si se triunfará en la faena de la que ignoramos cómo va a salir el toro, que es el público”.

Después del concierto, que fue grabado y en cuanto pueda trasladarse a un formato accesible será dado a conocer, se le comentó a la intérprete la posibilidad de volver a invitarla en este nuevo año, 2015.

Por otra parte, por su trayectoria y su valiosa contribución a la música de nuestro país, el próximo 24 de enero a las 20:30 horas Eugenia León recibirá uno de los reconocimientos más importantes del país: La Medalla Alfonso Ortiz Tirado como parte de la edición 31 del festival sonorense con el mismo nombre de la presea.

“Todo premio –dice Eugenia León-- es reconocimiento a una trayectoria. Esta medalla es para mí  motivo de satisfacción y gratitud ya que el Doctor Alfonso Ortiz Tirado ha sido símbolo del arte lírico mexicano; el que  una cantante popular como yo reciba esta medalla, significa  el reconocimiento a la calidad vocal, además de la trayectoria”.

Después de la premiación la intérprete ofrecerá un espectáculo con lo mejor de su repertorio acompañada de la Orquesta Filarmónica de Sonora dirigida por el Maestro Enrique Patrón De Rueda.